Blogia
García y Adell

La vuelta a Caspe

La vuelta a Caspe

Corredores antes de la carrera pedestre en las fiestas de Caspe de 1926. Santiago Osso, con dorsal 3, resultaría vencedor (Foto: A. de la Barrera). 

*

Celedonio García Rodríguez y José Antonio Adell Castán

     Caspe organizaba carreras pedestres en sus fiestas mayores en honor a San Roque desde tiempos remotos. Los más ancianos dicen que siempre la vieron, hasta hace unos treinta años en que se perdió.

     Ya en el programa de festejos del año 1903 se señala para el día 17 de agosto una corrida de pollos. Pero sería a partir del año 1926 cuando la prueba adquiere gran auge en lo que se denominaría la Vuelta a Caspe. En este año se organizaría la primera edición. Se celebró el día 17 a las 11,30 de la mañana y participaron siete corredores. El acto fue amenizado por la banda de música y el vencedor sería Santiago Osso, que sacó dos minutos de ventaja al segundo clasificado Manuel Guíu; éste llegó en fuerte sprint con Antonio Palacios. Los premios fueron una copa y 25 pesetas, 15 pesetas y 10 pesetas.

     En estos mismos años hacen furor las vueltas a pie y así en Aragón se organizaban también en Belchite, La Almunia, Zaragoza, etc. También en el País Valenciano son muy propensos a esta denominación, que aún se ha mantenido actualmente.

     En el año 1927 se organizaría la segunda edición, que sufrirá un pequeño retraso a causa de un ligero chubasco. El vencedor fue Manuel Sanz, que hizo el recorrido de 2 kilómetros en 7 minutos. Segundo sería Gerardo Landa y tercero Manuel Rafales.

     En la Tercera Vuelta a Caspe, Manuel Sanz batió el récord de la prueba, al realizar el recorrido en 6 minutos 45 segundos, y fue seguido de Francisco Berges, que empleó 7 minutos justos. Participaron 5 corredores.

     En el año 1929 el vencedor fue J. P. Calvo, que ganó a Manuel Sanz. Detrás de ellos el orden de clasificación fue el siguiente: Antonio Cortés, Antonio Berges, Santiago Pueyo y Antonio Salvador.

     En el año 1930 se realizó la V edición. Un aspecto curioso era que sólo podían tomar parte en vecinos de la localidad. Manuel Sanz volvería a ser el vencedor obteniendo así su tercer título. La Voz de Aragón reflejaba así el acontecimiento:

     A las once de la mañana del mismo día 15 tuvo lugar la famosa carrera pedestre titulada V Vuelta a Caspe. El público se congregó a lo largo del recorrido y se agolpó en la meta ávido de presenciar la llegada de los participantes.

     El momento fue muy sugestivo porque la prueba fue muy disputada y muy cerca de la meta todavía no se habían definido los primeros lugares.

    El resultado fue: Primero, Manuel Sanz, premio de 25 pesetas. Segundo, Antonio Palacio, premio de 15 pesetas.

     La salida de la prueba era desde la Plaza de la Constitución, punto al que debían retomar los participantes tras haber cubierto los dos kilómetros, que suponían la vuelta a la localidad.

     La carrera pasó por malos momentos y en el año 1934 la organización de la VIII edición correría a cargo de la Unión del Pedal, siendo los premios menores que en la primera edición: 20, 15 y 10 pesetas.

     La guerra civil influiría para que se perdiera la Vuelta a Caspe, aunque continuaría disputándose la carrera pedestre en otros itinerarios. En el programa de festejos del año 1964 se lee para el día 14 de agosto:

     A las diez de la mañana cogida del pollo, devanadera y rotura de ollas. A las doce de la mañana gran carrera pedestre, organizada por la comisión San Cristóbal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres