Blogia
García y Adell

Atletismo pre-federado: Las sociedades deportivas

Atletismo pre-federado: Las sociedades deportivas

Alberto Murillo, de Leciñena, venciendo en una “Vuelta a Zaragoza”

DEPORTES Y JUEGOS TRADICIONALES

Publicado en “Cuadernos Altoaragoneses” del Diario del Altoaragón, Domingo, 9 de octubre de 1994

Por José Antonio ADELL CASTÁN y Celedonio GARCÍA RODRÍGUEZ

     Las Sociedades deportivas, y algunas personas dedicadas a la Gimnástica o Educación Física, fueron las principales impulsoras del Atletismo Federado. Su labor tendría como fruto la aparición de la Federación Aragonesa de Atletismo en 1923; el camino hasta su constitución no sería fácil y sufrirían muchas vicisitudes.

Los festivales sportivos

     Del mismo modo que en Huesca, con las fiestas de San Lorenzo, las fiestas del Pilar de Zaragoza fueron el marco más importante en el que se dieron a conocer las diferentes modalidades que aparecían en el incipiente deporte aragonés.

     En las fiestas del Pilar de 1901, con motivo de celebrarse en la capital aragonesa la asamblea de la Federación Gimnástica Española, en la que participaba como delegado del comité provincial D. Santiago Ramón y Cajal, entre otros, dicha Federación Gimnástica organizó un amplio programa deportivo con tiro nacional, ciclismo y gimnástica (gimnasia escolar, higiénica-pedagógica, militar, artística o acrobática y un concurso individual).

     En las pruebas de Gimansia militar, artística y en el concurso individual, se programaron algunas atléticas: carreras de obstáculos, de velocidad y de resistencia, saltos de altura y de longitud, lanzamiento de un peso, etc. Además, el concurso individual tenía categoría de Campeonato de España.  

     La programación de pruebas que podemos considerar relacionadas con el atletismo fue escasa en estos años, y las pocas que se celebraron estuvieron organizadas por sociedades deportivas dedicadas a otros deportes o por la Sociedad Gimnástica.

     En 1906, en el programa de carreras ciclistas de las fiestas del Pilar, organizado por la Sociedad Velocipédica Zaragozana conjuntamente con la Comisión de festejos de Comercio, se incluía una carrera pedestre de velocidad para mayores de 16 años. La distancia era de 2.000 m., y obtuvo el primer premio, consistente en 30 pesetas, Sebastián Ruiz; en segundo lugar llegó José Ruiz.

     En 1914, Julio Pérez Larrosa, vicepresidente de la Sociedad Gimnástica de Zaragoza, organizó un festival denominado "Juegos Olimpicos", subvencionado por la Comisión de Fiestas de Zaragoza. El jurado de las pruebas estaba constituido por miembros de la Sociedad Gimnástica, del Comité de Exploradores, de la sociedad ciclista "El Pedal Aragonés", del Tennis-Club, del presidente de la R. S. de San Sebastián (equipo de foot-ball que disputó un partido contra una selección de la Gimnástica) y representantes de los profesores de gimnasia.

     Las pruebas atléticas que se programaron fueron: salto de longitud con impulso (1º, Manuel Rodríguez, 6’60 m.; 2º, José Ocáriz, 4’60 m., y 3º, Camilo Dalmau), salto de altura con trampolín (1º, Manuel Mingull, 2’21 m.; 2º, Eduardo Vecino, 2’16 m., y 3º, Rafael Codina, 2’10 m.), salto con pértiga (1º, Mariano Fustel, 2’65 m.; 2º, Angel Viñano, 2’50 m., y 3º, Carlos Pereira, 2’25 m.), carrera de velocidad de 100 m. (premio único, José Gómez Segura), carrera a la americana de 2.000 m. por parejas (1º, equipo amarillo formado por Gómez y Montagud, y 2º, equipo rojo, formado por Conde y Oscariz), lanzamiento de disco (1º, Fructuoso Orduna, 27 m.; 2º, Manuel Rodríguez, y 3º Rafael Montagud) y lanzamiento de barra (1º, Vicente González, 22 m.; 2º, Manuel Bazán, 21 m., y 3º, Andrés González, 19 m., con barra de 6’42 kilógramos).

     Para algunos, estos "Juegos Olímpicos" fueron los que dieron impulso a la Federación. A ellos se hacía referencia cuando se constituyó en 1923. Durante este periodo todavía se disputaron otras pruebas atléticas. En septiembre de 1915 los exploradores de Zaragoza organizaron un concurso de carreras, saltos de altura y de anchura...

     En agosto de 1919 Pepe de Miguel se proclamó campeón de Zaragoza en una carrera pedestre de 8.500 m., seguido de F. de la Torriente y de Dolset, Los tres fueron los únicos participantes en la prueba.

Federación de Sociedades Deportivas

     En este año de 1919 se constituyó en Zaragoza la Federación Local de Sociedades Deportivas, con el fin de unificar voluntades y sin perder cada componente su independencia. Del atletismo se decía en la prensa que "estamos casi en mantillas". La idea era que esta Federación tratara de llevar a cabo una labor seria y efectiva para impulsar el deporte en Zaragoza y para que mereciera la atención y el favor del público, y de las entidades oficiales, como el que ya gozaban en otras capitales.

     La justificación por la falta de atención que debía merecer el deporte, por quienes tenían el deber de hacerlo, parecía clara para los comentaristas deportivos: "Lo que pasa es que como no da votos, ni sirve para los trapicheos de la política...".

     Con el profesor de gimnasia Julio Pérez Larrosa como presidente, se eligió el periodo de fiestas del Pilar de este año para comenzar su labor, organizándose una carrera pedestre de 5 kilómetros, el Campeonato ciclista de Aragón y un partido de Fútbol.

     Goal, en las páginas de El Noticiero (7-10-1919) escribía: "Por ser la primera vez que se celebra una carrera de esta índole, revestirá los caracteres de un acontecimiento, porque además ponen todo su empeño en ello los organizadores". Se inscribieron más de treinta corredores, "entre ellos dos de Montañana que corren de veras".

     Al mes siguiente, con motivo de la inauguración del "Campo Fuenclara", se preparó un programa deportivo y, entre las pruebas consideradas de atletismo, se compitió en: salto de altura, lanzamiento de barrón, ejercicios de paralelas, carrera a la americana y tiro de cuerda.

     Sin embargo, la Federación de Sociedades Deportivas no funcionaba como se esperaba, según se observa en las críticas severas de Kor-ner, en el Heraldo de Aragón (1-1-1920): "Por falta de ánimo en ustedes se ve la Federación de Sociedades Deportivas, a la que dirigen sin entusiasmo alguno, sumida en un sueño que amenaza más largo que la huelga de tranviarios" (los tranviarios llevaban bastante tiempo en huelga).

Aragoneses al Campeonato Nacional de Cross

     El II aniversario de la fundación de la "Sociedad Deportiva Fuenclara" se festejó, en septiembre de 1920, con un programa deportivo social de foot-ball y pruebas atléticas: pedestrismo, salto de altura y longitud con y sin impulso, velocidad, lanzamiento de peso y disco, y tración de cuerda.

     En marzo de 1921 reinaba gran entusiasmo en las Sociedades Deportivas por celebrarse un cross-country de selección para asistir al VI Campeonato Nacional de Cross. Era la primera vez que se iba a participar en pruebas de categoría nacional.

     El recorrido del cross era de 10 kilómetros y al final no acudieron algunos de los corredores que se esperaban, quizá debido al viento infernal que soplaba. Los tres primeros clasificados fueron José de la Fuente, del Fuenclara F.C.; José de Miguel, del Iberia S.C., y Vicente Sanjuán, del Fuenclara F.C.. Los otros representantes aragoneses que acompañarían a los anteriores al Campeonato Nacional, que se celebraría en Santander, fueron Dionisio Magén y Ricardo Oliván.

     En 1921, el Ibero Sport Club y el Club Deportivo Fuenclara organizarían nuevos crosses. Con frecuencia, la influencia de Zaragoza hacía pensar que lo que se hacía allí era lo único que había en Aragón, y que se confundiera la actividad local con la regional.

     El 27 de diciembre de 1921, en el Heraldo de Aragón, se criticaba nuevamente a la Federación: "Se da como cierto que se va a constituir nuevamente y por milésima la Federación Aragonesa de Clubs Deportivos". Entraban en los planes de los directivos el enviar representantes al VII Cross Nacional que se celebraría en Alicante.

     Con motivo de las fiestas del Pilar de 1922, la comisión de Atletismo de la Asociación de Cultura Física (denominación que debió tomar la anterior Federación) organizó una competición de pruebas atléticas dentro de la denominada "Gran Semana Deportiva".

     En el reglamento de las pruebas, el artículo segundo decía: Para estas pruebas podrán inscribirse: a) Todos los atletas de las Sociedades Federadas. b) Todo individuo que demuestre no ser profesional. Las pruebas eran: 100 m., 1.000 m. a la americana con relevos y por equipos de cuatro, salto de longitud, salto de altura, lanzamiento de disco y de barra, cross de 6.000 m. y 80 m. vallas.

     Las mismas personas entusiastas, que ya venían dedicando su tiempo y trabajo por el fomento del atletismo, serían las que con su aliento y estímulo pusieran en marcha, al año siguiente, la Federación Aragonesa de Atletismo.

*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres