Blogia
García y Adell

Historias de bandidos y de carreras de pollos

Historias de bandidos y de carreras de pollos

José Antonio Adell (izquierda), con Celedonio García.
Foto:CHUS MARCHADOR

José Antonio Adell y Celedonio García presentan su libro ´Otros bandoleros aragoneses´, con leyendas recogidas por los pueblos

El Periódico de Aragón, 21/01/2003 ROBERTO MIRANDA ZARAGOZA

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=36211

De corredores de pollos por las fiestas de los pueblos en los 80, José Antonio Adell y Celedonio García, escuchaban historias que contaba la gente sobre carreras y victorias legendarias que se guardaban en la memoria local. En 1987 escribieron juntos su primer libro sobre aquellas hazañas.

Algunas historias eran sangrientas, como la de Pascual Andreu El Floro , de La Cerollera, corredor invicto hasta una tarde en que salió un rival que le ganó, y tras rebasar la meta, el ganador arrancó unas plumas a los pollos del premio y se las dio a El Floro , humillándole delante de todos. La venganza llegó un día en que el campeón destronado apareció con una escopeta en la finca en la que labraba su vencedor y tras cazar allí un pájaro y encañonarle se lo hizo comer con plumas antes de dispararle. Tras el asesinato El Floro se echó al monte.

José Antonio Adell y Celedonio García siguieron corriendo en campeonatos locales, regionales y nacionales, terminaron Geografía e Historia y después se licenciaron en Educacion Física. Son profesores (en Monzón y Fuentes de Ebro respectivamente) y en 17 años años han escrito 17 libros juntos sobre fiestas, juegos, historias populares de amor, de brujas y de bandidos. La de El Floro figura en su Historias de bandoleros aragoneses (2000), que ya va por la tercera edición.

Y ayer presentaron en la Sala Ambito Cultural de El Corte Ingles, de Zaragoza, su nueva entrega: Otros bandoleros aragoneses (Editorial Pirineo, Huesca, 176 páginas) "Nos referimos a los románticos. En el año 1919 muere en la Modelo de Castellón Pascual Andreu. Quizá sea el último bandolero mítico aragonés", explican en el prólogo.

Por el libro desfilan bandoleros y malhechores de todos los calibres: El Bondades , de Fraga, "falsamente acusado de asesinato y huído de la cárcel, que se va al monte como forajido", explica Adell. O truculentos como el del pregonero de Mequinenza, Teixido, que robó a los recaudadores en una emboscada y le ejecutaron en el pueblo: "Pero no se quería confesar y le llevaron a su hija de diez años para que le convenciera, y aquel ateo se avino, entre lágrimas", a los pies del patíbulo.

Han consultado hemerotecas, tradición oral y fuentes escritas colaterales, como las guerras carlistas, "con la Guardia Civil acantonada", señala Adell. Celedonio afirma que "en Andalucía los bandoleros eran perdonados y se enrolaban en el Ejército, como El Tempranillo pero aquí terminaban trágicamente". La mala distribución de la tierra y la escasez eran determinantes: "Sólo podían robar a los ricos y se convertían por ello en héroes populares", indican.

Otros bandoleros aragoneses revela que El Cucaracha llegó a pagar 3.000 reales diarios a confidentes sobre quién había vendido ese día las ovejas. "Y se presentaba en su casa con 20 tíos a pleno sol".

García y Adell han dado más de 500 charlas por todo Aragón sobre temas populares. Ahora preparan una guía turística de Huesca con otras dos personas. Pero no quieren abandonar a los bandoleros. Al final de su libro hay un apéndice con fichas breves sobre 300 sujetos a caballo entre los siglos XIX y XX. Aguardan nuevas entregas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres