Blogia
García y Adell

Fiestas tradicionales aragonesas: Conferencia con audiovisual de José Antonio Adell y Celedonio García, acompañados de los dulzaineros (Pepín Banzo y Eugenio Arnao)

Fiestas tradicionales aragonesas: Conferencia con audiovisual de José Antonio Adell y Celedonio García, acompañados de los dulzaineros (Pepín Banzo y Eugenio Arnao)

 Conferencia: Fiestas Tradicionales 

Conferencia con audiovisual de José Antonio Adell y Celedonio García, acompañados de los dulzaineros (Pepín Banzo y Eugenio Arnao)

La fiesta siempre ha cumplido una función importante y trascendente en la vida del hombre. Existiendo la vida existe la fiesta como fenómeno social vinculante. Para que la fiesta impregne la vida un determinado grupo humano debe proponerse vivirla, por propia voluntad del grupo, apelando a la tradición y a la continuidad o, simplemente, a la celebración colectiva de grupo.

En las fiestas aragonesas se encuadran en el contexto cultural festivo del área mediterránea. Buscar su origen es acudir en algunos casos hasta el sustrato prerromano. Pero las diferentes épocas históricas han ido cincelando los festejos. El mayor auge de las fiestas lo encontramos a finales del siglo XIX, en la II República y en los últimos años en que los ayuntamientos democráticos han recuperado muchas de sus antiguas tradiciones.

A las celebraciones religiosas en honor de patrón o patrona se suceden un sinfín de actos antaño denominados “profanos”. Sin duda las músicas y los bailes eran los actos más esperados. Además de la jota, canto y baile por excelencia en Aragón, aparecen otros elementos del folklore que se han ido revitalizando. El dance es uno de los elementos característicos y acto central de las poblaciones donde se conserva. Pero también las pastoradas, paloteados y otros bailes ya tradicionales como los villanos, en varias poblaciones, la chinchana de Campo o la “ Balbina” de Maella.

Los juegos tradicionales tenían su espacio reservado en las fiestas: carreras de burros, lanzamiento de barra, tiro de soga, volteo de la bandera o los bolos, que reciben diferentes denominaciones según la población donde se practicasen.

Dentro de estos juegos y deportes tradicionales se enmarcan las corridas de pollos, nombre que procede del premio que se daba a los ganadores, todo un ritual en le que no faltaban las músicas y hasta el baile en honor del ganador.

Acompañados de dulzaineros de prestigio que han recorrido con sus melodías las fiestas de esta tierra realizaremos un viaje por las entrañas de la fiesta, con comentarios, músicas e imágenes sobre el folklore festivo, los componentes de la fiesta y, también, los sonidos que acompañaban las corridas de pollos.

*

colchon viscoelastico   parking aeropuerto malaga

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres